Cine alemán: Del expresionismo al muro de Berlín y un poco más allá.

Estas últimas dos semanas han estado marcadas por encuentros con películas alemanas, de las que desde hace poco más de un año  he empezado a hacerme una colección, puesto que es mi cine favorito.

Primero, el viernes pasado vimos en clase de análisis cinematográfico “Das Kabinett des Dr. Caligari”, el clásico expresionista de 1920 dirigida por Robert Wiene. Con este film se inauguró una nueva corriente, bautizada como “expresionismo alemán” y que entre sus exponentes tenemos también “Nosferatu” (1922) de Friedrich Wilhelm Murnau y la impresionante Metrópolis (1926) de Fritz Lang.

Estas películas no sólo mostraban una estética elaborada y contrastantes escenarios, sino que se puede considerar como el inicio de la ciencia ficción el en cine, además de la implementación de trasfondos políticos y sociales (no mostradas explícitamente, sino integrada en cuestiones de la trama a manera de metáforas). Incluso, aunque es algo que nos pueda parecer ajeno y extraño, el expresionismo sigue vivo y el más grande ejemplo es Tim Burton. Punkte.

Ahora bien, hago un salto en el tiempo para ubicarme en la noche de hoy, que acabo de ver “Adiós a Lenin” (Good bye Lenin, 2003, Wolfgang Becker). Dicho film me lo habían recomendado dos muy buenos amigos, especialmente por ser una película alemana y que está situada en la dimensión espacial y temporal de la caída del muro de Berlín y la reunificación alemana.

Aparte de ser multipremiada en Alemania y reconocida en en Europa y el mundo, la película tiene un soundtrack maravilloso, que desde el principio te conecta con la pasión de la trama. Yann Tiersen es el autor de algunas de las piezas que se escuchan e incluso podemos escuchar también “Comptine d’un autre été”, muy conocida por el film “El fabuloso destino de Amelie Poulain”. Les dejo el trailer de Adiós a Lenin a continuación.

Debo destacar que de por sí mi vida se encuentra marcada por una gran conexión con Alemania, pero hoy, al ver Adiós a Lenin, aparte de disfrutar un film con encuadres diferentes, recordé tanto Berlín y mi breve estancia por ahí. Desde la Alexanderplatz, los grandes edificios, el color del cielo y las calles hasta cosas pequeñas como ver una “Beck’s” en un Pub.

El mensaje final en la película es hermoso y cierto. Pude llorar y reír a través de los 121 minutos de duración, pero sobre todo, pude comprobar de nueva cuenta la fantástica fotografía alemana y la historia de su pueblo, una nación que, hablando de lo que es hoy en día, es relativamente joven. Recordé a una chica de Bonn que conocí en una estación de tren camino a Köln, en Alemania. Era 3 de octubre, día de la reunificación alemana y terminamos un par de amigas y yo acompañándola a ella y su amiga a Bonn (antigua capital de la RFA). La chica nos contó que ella tenía apenas poco más de un año cuando cayó el muro y que estuvo ahí, con sus padres, formando parte de la historia.

Creo que la capacidad que ha tenido el pueblo alemán para sobreponerse a tantas situaciones los hacen ser lo que hoy en día son. Alemania es más que cerveza y futbol, o empresas automotrices. Alemania es cultura e historia. En palabras de un amigo americano que estudia filología alemana “Alemania es el mejor lugar para aprender historia”.

Invitación

Para todos aquellos que vivan en el puerto de Veracruz me es un placer compartirles la invitación por parte del grupo de alemán del centro de idiomas de la Universidad Veracruzana a su evento cultural de fin de semestre. Se mostrarán dos películas alemanas (ver póster a continuación) además de que se ofrecerá café y pastelería alemana, como parte de la tradición alemana Kaffee und Kuche.

Fecha por confimar

Fotogalería: Berlín-Bonn

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografía y texto por: Violeta Santiago

Twitter: @VicereineOezil

Anuncios

Domingo Alemán (und ein Paar Sachen mehr)

 

 

 

Domingo Alemán… Y un par de cosas más

Por: Vicereine

 

Paderborn amaneció bañada de sol. El cielo inmaculadamente azul, despejado, a lo mucho rayado por las estelas que dejan los aviones a su paso, pero que tras unos minutos desaparecen. Entonces Paderborn despierta lentamente y ahora es cuando me toca explicarles un domingo alemán…

Me he levantado tarde, primero que nada. De modo que a las 11 de la mañana moría de hambre. Mi primera intención fue ir al centro comercial que está cerca de aquí, quizá para comer una salchicha o en su defecto comprar huevos o algo y preparar mi comida, pues en casa tenía pan, queso y jamón pero ayer había cenado eso y hoy sólo quedaba una rebanada, así que de cena tendría que comer pan y queso y si tuviera huevos… otra vez pan, queso y huevos o huevos con jamón… y pan. (Sí, mi dieta está ahora basada en eso)

¡Pero el centro comercial estaba cerrado! En plan sin coches en el estacionamiento, todo apagado… Y es que aquí la gente no trabaja en domingo. Y de hecho, lo encuentro bien. Las horas que trabajan en la semana son realmente de trabajo. Nada de estar en facebook o platicando… no, horas eficientes de trabajo. Quizá, también, por eso trabajan hasta las 6 de la tarde. No es de extrañarse andar en el centro, en lunes y que los comercios empiecen a cerrar a las 6 o 7 pm. Una amiga de España y yo nos hacemos esa pregunta… Wohin gehen die Deutschen nach 6 Uhr? (¿A dónde van los alemanes después de las 6?) Todo un misterio… Supongo, a descansar. Porque aquí trabajo es trabajo, pero diversión es diversión.

Entonces, domingo por la mañana es día de ir a corer, de jugar fut, de ir a pasear en bicicleta con la familia. Es día de divertirse en el parque junto al río con los niños, de tiro con arco, pintura de caras, cubos de colores y para los más grandes, kayak en el río Pader.

Domingo también es día de fut. Bueno, los sábados igual. Puedes encontrar en los trenes a los fans que van hasta el estadio rival a apoyar a su equipo. Van bebiendo cervezas en el tren, en la estación, en el Straßebahn, en la calle… en el estadio casi no porque están los 90 minutos cantando porras. Eso sí, cuando cae el gol, llueve la cerveza. Literalmente.

Pero los fans que ven los partidos desde algún pub, van vestidos normales. Es decir, no llevan la camiseta del equipo… como lo haría yo. Pero ahí están, 7 alemanes reunidos en una mesa, comiendo pizza, pendientes de la pantalla y celebrando el gol con un único “Tor! sehr gut” y después, siguen viendo el juego tranquilamente. Claro en el estadio es otra cosa… y otra historia que ya luego os contaré con más detalle.

Regresando (mucho) a este domingo por la mañana, no tuve más remedio entonces que ir al Burger King cerca de la Universidad. Sólo tuve que cruzar un par de calles y ojo, aquí no se cruza la gente a media calle, bueno sí, pero es raro. Es decir, hay cada cierto tramo semáforos y semáforos peatonales, donde picas un botón verde, muy amable éste, que dice “bitte warten” (Espere, por favor) y luego te da una luz verde para que cruces sin problemas.

De lejos, creí que el restaurant de comida rápida estaba cerrado. Afortunadamente no era así y entonces entré y me dirigí a la caja a ordenar.

Aquí va otro paréntesis: la amabilidad. Siempre que voy a pagar ya sea en el supermercado, la librería, o cuando se te acercan los meseros, siempre te saludan con un cordial “Hallo”. Y no es un Hallo seco, no, es uno melodioso, como si te conocieran o como si saludaras a un amigo por las mañanas “Hallo Violeta/ Hallo”. Pido una Whooper y unas cosas empanizadas rellenas de queso y tocino (tenía mucha hambre) y, como en cualquier restaurant de comida rápida, te preguntan que si quieres no se qué más por sólo no se cuánto. Claro, aquí entendí que si quería mayonesa y capsut (te la cobran) que de cuántas piezas los bocadillos esos,”fünf oder acht?” “Ehm… fünf, bitte” (de 5 piezas) y bueno medio al azar dije “ja, nein, ja bitte, ja!” Nunca me preguntaron que si de coca la bebida pero me la dieron así, lo cual me dio gusto. “Me conocen”, pensé. “Ah… Der Hamburger (Y no los de Hamburgo)… hmm… für tragen, bitte”. Aclaro “tragen” es llevar, no “tragar”. “Zu mitnehmen”, me dijo la chica con una sonrisa. Correcto, bueno, ya aprendí el verbo correcto para pedir la comida para llevar.

Pagué y me hice a un lado esperando mi pedido. La cajera me dijo que las cosas esas con tocino tardarían un par de minutos, que si quería me sentara. Sorprendentemente entendí en automático. En partes, claro está “Die… bacon… minuten… willst… setzen” Ya un par de segundos, entendí la frase completa: “Die Bacon Cheese Roll dauert ein Paar Minuten mehr, willst du dich setzen?”

Efectivamente, un par de minutos después me dieron mi pedido y regresé al departamento a comer a gusto. El sol seguía resplandeciendo sobre Paderborn, sin embargo no quemaba, al contrario era un calor agradable. Era realmente cálido, como la gente.

Ahora que veo el ticket me doy cuenta que dije “sí” a eso de “por 2 € más papas y refresco grande” … Duh! Pero bueno, sorprendenetemente me comí todo, menos las papas grandes, que guardaré para la cena porque como hoy todo está cerrado, no tendré más remedio que cenar pan, queso y mi rebanada de jamón. Aunque hoy en la noche, habrá papas también.

Desde Paderborn, Alemania, con amor.

 

 

Y la inspiración también nace de Paderborn

Cuando ya iba de regreso a mi habitación, que está del otro lado del campus, disfruté tanto el camino que incluso lo hice sin escuchar música. Raro en mi. Bueno, debo confesar que tampoco pude hacer mucho pues mi iPod estaba al fondo de la bolsa y llevaba leche, yoghurt y otras cosas deliciosas que nada más aquí puedo encontrar.

Y es que no son bebidas comunes. Digamos que… tienen un trasfondo sentimental. Como sea, hemos notado que a los Alemanes les gustan mucho las cosas dulces: basta con ver la cantidad de panes (mit Sahne, natürlich), mermeladas, bocadillos y estas deliciosas bebidas lácteas de todos los sabores, formas y tamaños.

La gente de fuera dice muchas cosas de ellos. Yo sólo os puedo decir que no puedes hablar de ellos hasta conocerlos. Es una nación hermosa, de gente eficiente y trabajadora, donde en los bancos las “cajas” son de trato personal, sin gruesos vidrios que los protejan. Aquí, la honestidad nos cuida a todos.

Una de las cosas que más he apreciado aquí es la experiencia de conocer a otras personas, no sólo de Alemania, sino de todo el mundo. Son diferentes por estar donde están, por haber logrado venir aquí y eso me hace sentir también como en una gran familia, una donde la superación está a la orden del día, donde el aprender es el camino que nos hemos trazado. Y también los alemanes que he conocido aquí son fantásticos, por supuesto.

Mi punto es que aún lo estoy procesando… Venir aquí siempre había sido mi sueño y hace rato que caminaba atravesando la Universidad de Paderborn supe que no había terminado de soñar, sino que apenas comenzaba. Un pequeño paso; el primero de muchos.

Curiosamente hoy en el curso de alemán hicimos un ejercicio de Lesenverstehen, cuyo tema eran los sueños. Me encontré leyendo la frase de “Träume nicht dein Leben, lebe deinen Traum!” que tengo grabada también en la parte posterior de mi Ipod…

¿Destino?

Aún no lo sé… Aún debo averiguar muchas cosas. Pero tengo un extraño sentimiento, algo así como si hubiera vuelto, tras largos 19 años de haber partido, a casa de nuevo.

Una persona que estoy llegando a apreciar de verdad me ha dicho que la inspiración sale en el momento adecuado; escribir no es a la fuerza. Suscribo por completo. Ahora dormía pero una incontrolable tos no me ha dejado descansar. No importa, aún así me iba a levantar pues esperaba las 12 de la noche para el cumpleaños auf jemand spezial.

Estar aquí me hace buscar ser mejor, como persona, como profesionista, como ciudadana. Conocer personas tan preparadas me motiva a también hacer lo mío, sacar la casta como diríamos en México. Siempre me pregunté dónde estaban, dónde estaban esas personas que ven más allá de lo banal, con quienes puedes tener una conversación inteligente o platicar de chucherías por igual, pero que siempre te hacen pensar. Bueno, les he encontrado. Y qué mejor, pues en esta torre de babel las ideas fluyen en alemán, español, francés, turco, inglés…

Ahora me dispongo a terminar mi Aufgabe. Ya escribiré más, se los debo a ustedes y me lo debo a mí, sólo que tenga el tiempo. No os preocupéis; así como el guía del tour nos ha mostrado hoy, la inspiración nace para mi como el río Pader lo hace desde el corazón de la ciudad.

Feliz año nuevo 2011… 2Ö11 Jahr

Gracias a todos por este gran año para el Adagio! Como propósito prometo publicar un poco más regularmente con las mejores noticias de deportes, música, videos, curiosidades, política, arte, literatura y mucho más!

Feliz año a todos, un año 2Ö11!

Como regalito, un wallpapper editado por mi.

Descarga

 

Buenos deseos hoy y siempre, su amiga: Vicereine Stfeir

Mario Gómez aconseja a los futbolistas gays que salgan del closet

Cree que jugarían más liberados

Cabe mencionar que el que declarara esto, no significa que él lo sea. Bien podría ser sobre otras figuras del fútbol.

En una entrevista adelantada hoy por la revista ‘Bunte’, Gómez, una de las máximas figuras de la Bundesliga alemana, manifiesta que “la homosexualidad ya no es ningún tema tabú”.


El delantero hispano-alemán del Bayern de Múnich y miembro de la selección nacional alemana Mario Gómez ha aconsejado a los futbolistas homosexuales que salgan del armario para que puedan jugar “liberados”.

En una entrevista adelantada por la revista ‘Bunte’, Gómez, una de las figuras de la Bundesliga, manifiesta que “la homosexualidad ya no es ningún tema tabú”. En Alemania “tenemos un ministro de exteriores (Guido Westerwelle) que es homosexual y el alcalde de Berlín (Klaus Wowereit) es también gay, por lo que los futbolistas profesionales que lo sean deberían confesarlo”, defiende el jugador.

Para Gómez, que tiene 25 años y es internacional desde los 23, si los futbolistas salieran del armario “podrían jugar liberados”. El único jugador de fútbol que ha confesado su homosexualidad hasta la fecha en Alemania fue Marcus Urban.

El único jugador de fútbol que ha confesado su homosexualidad hasta la fecha en Alemania fue Marcus Urban, un talento que jugó en el Turingia hasta principios de los noventa cuando abandonó el fútbol debido a su condición según publicó en sus memorias en 2007. Actualmente Urban, de 36 años, forma parte del ETSV Hamburgo, un club deportivo para gays y lesbianas que defienden la aceptación y tolerancia de los jugadores y entrenadores homosexuales en el deporte.

Lesión de Özil podría impedirle jugar contra Kazajstan en eliminatorias rumbo a la Eurocopa 2012

No parece grave, pero el golpe que Mesut Özil sufrió el pasado viernes en la victoria de Alemania ante Turquía (3-0) podría dejar al centrocampista del Real Madrid en el dique seco. Al menos en el encuentro de su selección frente a Kazajstán, pues la inflamación de su tobillo debe remitir antes de que pueda volver a los entrenamientos con el resto del grupo.

La hinchazón del tobillo izquierdo del jugador alemán ha provocado el anuncio de la federación teutona (DFB) pues Özil no se entrenará con el resto de sus compañeros durante las sesiones del fin de semana y sólo una vez que el hematoma se haya reabsorbido podrá comenzarse con el tratamiento de recuperación. En cualquier caso, los médicos de la selección germana cuentan con que la reabsorción se produzca en las próximas 24 horas.

El centrocampista, de 21 años, tiene previstas sesiones de bicicleta estática mientras no pueda tocar balón, aunque sí parece claro que viajará con el resto de expedición hasta Astaná, capital kazaka, donde se disputará el encuentro valedero para el grupo A de clasificación para la Eurocopa de 2012 en el que el equipo de Joachim Löw ocupa la cabeza de la clasificación con tres victorias en otros tantos encuentros.

La participación del jugador del Real Madrid, en cualquier caso, aún se ha descartado y no será hasta la misma tarde del lunes, después de que se le realice un último examen, cuando Löw sabrá si puede contar con él o no. Sin embargo es el propio jugador quien se ha mostrado optimista: “Sigo teniendo dolores, pero confío en el tratamiento que me van a aplicar los médicos y fisioterapeutas de la selección. Espero estar en forma a tiempo, porque quiero jugar a toda costa”, dijo en la web de la DFB.

Özil disputó 90 minutos ante Turquía, hasta que fue sustituido por Marko Marin, y fue el autor del segundo tanto en la victoria (3-0) ante 40.000 espectadores turcos. Löw, además, ya cuenta con la baja del también centrocampista Bastian Schweinsteiger, lesionado en un pie.

Diez razones para aprender alemán


Diez razones para aprender alemán

¿Demasiados casos, demasiados géneros, demasiadas reglas, demasiadas excepciones? ¿Es el alemán realmente tan difícil? No, dice el experto Bastian Sick, porque eso no es lo importante: “Un idioma fácil lo puede hablar cualquiera.” Y menciona otras diez buenas razones para aprender alemán… con un guiño

Puede usted mencionar diez buenas razones para aprender alemán?, me pregun taron recientemente en una entrevista. “¿Diez de un golpe? pregunté yo asustado, “¿por qué tantas? Me alegraría de que se me ocurrieran sólo tres”. Al fin y al cabo viven en Alemania, Austria, Suiza y regiones limítrofes más de 100 millones de seres humanos cuya lengua materna es el alemán. No somos por lo tanto una comunidad idiomática muy pequeña, por el contrario: el alemán es en Europa el idioma con el mayor número de hablantes maternos, antes del inglés y el francés. Fuera de Europa, la realidad es algo diferente: en la lista de los idiomas del mundo, el alemán figura muy por detrás del inglés, el chino y el hindi, pero, no obstante, entre los primeros doce, claramente antes del japonés, el coreano y el finés, perdón, quise decir: finish, es decir, el final de la lista.

Cuando alumnos en otros países, por ejemplo en España o Francia, deben de cidirse entre alemán u otra lengua, a menudo eligen la otra lengua. El alemán no es justamente el idioma más popular. Y cuando se pregunta por qué, se recibe a menudo la respuesta de que el alemán no es fácil. Demasiados casos, demasiados géneros, demasiadas reglas, demasiadas excepciones. ¡Eso asusta! ¡En realidad justamente ello debería ser una razón para aprender alemán! ¿A quién le interesa algo sencillo? Lo fácil lo sabe todo el mundo. ¡Quien domina el alemán, sabe algo especial! Algo que no todos saben. Ni siquiera todos los alemanes. El inglés es el Volkswagen entre los idiomas; el alemán, el Rolls Royce.

Entre los frecuentes prejuicios en relación con el idioma alemán se cuentan también que no suena particularmente hermoso, que no es melodioso como el francés, ni suave como el inglés, ni temperamental como el italiano, ni melancólico como el ruso, ni agresivo como el japonés. El alemán, se dice, suena más bien como una mezcladora de cemento… o como una bandada de gansos roncos que chocaron contra un árbol a bordo de una mezcladora de cemento robada. Pero quien se ocupa algo más detalladamente del alemán, descubrirá en el sonido de sus sílabas una maravillosa belleza. Como en todos los idiomas, depende de quién lo hable… y cómo. Lo importante es cómo se dicen las cosas. El alemán no fue por casualidad durante mucho tiempo el primer idioma en la música. Desde Johann Sebastian Bach a Johann Strauss: el alemán fue –y continúa siendo– una de los idiomas más importantes en las salas de concierto y ópera del mundo. Quien estudia canto clásico, no puede dejar de aprender alemán. Pero también la música pop

puede ser una buena razón para aprender alemán. La música fue la razón por la que aprendí francés… y ello puede funcionar también en el caso del alemán.

¿Qué razones hay para aprender alemán? Hay que preguntárselo a personas que se han expuesto al riesgo de asistir a un curso de alemán. Se las encuentra en casi todo el mundo: en Francia, España, Rusia, Polonia, los Países Bajos, Dinamarca, Chile, Argentina, en África y en Baden-Wurtemberg (“Sabemos de todo, menos alemán estándar”).

“¡Alemania es un maravilloso país!” me dijo hace poco una dama entrada en años en Buenos Aires, “¡con tantos bienes culturales, tantas interesantes ciudades, tan diferentes paisajes y la mejor infraestructura del mundo!”. “Usted se refiere a las autopistas”, le pregunté. Ella sonrió y dijo: “¡Me refiero sobre todo a las far macias! Cada cincuenta metros, una farmacia… ¡eso no se encuentra en ningún otro país del mundo!”.

Para muchos jóvenes en otras partes del mundo, Alemania es la puerta hacia un futuro asegurado. El número de solicitantes de becas para estudiar en Alemania crece año tras año. Ya sea economía de empresas, construcción de maquinaria, medicina o humanidades: Alemania es un popular país de estudios. Para muchos otros, Alemania es un vital lugar de trabajo. Mi empleada doméstica proviene de Polonia y aprende diligentemente alemán. Un buen día su alemán será tan bueno como sus artes de planchado. Entonces tendrá todas las puertas abiertas y me abandonará por un interesante empleo como asistente de un presentador de televisión o portavoz de un diputado federal. Le rogaré que se quede, pero, echando una mirada a la tabla de planchar, me dirá: “¡”Hágalo usted mismo!” Yo me quedaré todo arrugado. La idea me horroriza. El alemán allana el camino para avanzar profesionalmente… en el área germanohablante y en otros lados, donde empresas alemanas tienen filiales o donde abundan los turistas alemanes. Cuando le pregunté a mi amiga francesa Suzanne por qué había aprendido alemán, me dijo: “¿La razón por la que aprendí alemán? ¿A pesar de la complicada gramática y la dura pronunciación? Te lo confiaré: mi motivo era alto y de ojos azules y se llamaba Martin. Tenía 24 años, nos conocimos en la playa de Biarritz. ¡Hmmm! ¡En todo el mundo no existe una razón más hermosa para aprender alemán!”.

Para quien ello no le alcance, compilé las siguientes otras diez razones:

/1// Para poder entender los textos de Lacrimosa y Eisresgen y poder cantarlos en forma fonéticamente correcta.

/2// Para poder escribirle a Tilo Wolff (el cantante de Lacrimosa) una carta de amor.

/3// Para no tener que leer los subtítulos en seriales de TV alemanas como “Derrick”, “Un caso para dos” y “Tempestad de amor”.

/4// Para poder impresionar a los amigos con palabras como “Fußballweltmeisterschaftsendrundenteilnehmer” y “Über­schallgeschwindigkeitsflugzeug”.

/5// Para poder leer a Goethe en el original. Y naturalmente no sólo a Goethe, sino también a todos los otros clásicos de la literatura alemana, incluidos Heinz Erhardt, Wilhelm Busch y Loriot.

/6// Para, como propietario de un Porsche, no sólo poder ufanarse, sino también poder decirles a todos que el nombre del auto no se pronuncia “Porsch” ni “Porschie”.

/7// Para entender las etiquetas en productos de limpieza alemanes, por ejemplo cuando dice “evitar el contacto con los ojos” o “no aspirar las emanaciones”.

/8// Para poder decir en la entregas de premios Bambi, en alemán: “Ich danke meinen Eltern! Und allen Leuten von Sony Music! Und natürlich meinem Publikum! Ihr seid so wundervoll! Ich liebe euch alle!”

/9// Para, como periodista extranjero, durante una conferencia de prensa poder realizar las preguntas en alemán.

/10// Para asumir el papel de villano en la próxima película de James Bond.

Cortesía de Deutschland en línea,Bastian Sick, 2010

Alemania vs Argentina alineaciones… Vamos Alemania!!

Mein Herz schlägt schwarz, rot, gold! Nach vorn Deutschland!

Mi corazón es negro, rojo y dorado!!!  Adelante Alemania!!!!!

Mangel wenig für das große Spiel Deutschland gegen Argentinien. Das sind die Alignments:

Falta muy poco para el gran partido de Alemania contra Argentina. Éstas son las alineaciones :

Alemania!! Vamos por la 4ta estrella!!

Nach vorn mein Champions!

In Argentinien spielt Messi. Aber in Deutschland spielt Lahm, Podolski, Schweinsteiger, Khedira, Özil, Müller, Gomez, Neuer … Insgesamt 23 ausgezeichneten Spielern.

En Argentina, Messi juega. Pero en Alemania juega Lahm, Podolski, Schweinsteiger, Khedira, Özil, Müller, Gómez, Neuer… Un total de 23 jugadores excelentes.

Deutschland champion!

Encuesta: Resultados para Alemania – Inglaterra

¡Voten! Se cierra el domingo antes del partido. Y recuerden domingo 27 de junio a las 9 de la mañana el partido de octavos de final: Alemania –  Inglaterra

Victoria de Alemania frente a Ghana 1-0!!!! A octavos contra Inglaterra…

La mañana del 23 de junio desperté con entusiasmo. Había estado esperando ese día desde la semana pasada. Si bien estaba algo cansada porque es época de trabajos finales y debía entregar hoy un último proyecto, todo valía la pena para que dieran la 1:30 hora de México.

Llegué al cinépolis justo a la una y media. Obviamente llevaba puesta con mucho orgullo la playera blanca de la Deutscher Fussbal-Bund, aunque este partido jugaron con la negra 🙂

Compré mi boleto (jaja descuento por llevar la playera xD) y pasé por un refresco y unas palomitas acarameladas, para disfrutar la victoria… la cosa es que de la emoción, tiré las palomitas pero me las rellenaron.

Bien, después vino lo bueno. Entré a la sala casi vacía (éramos como 10 personas a lo mucho) me puse los lentes 3D y todo comenzó…

Fue un partido excelente. Ghana fue un buen rival; el partido estuvo bastante equilibrado, los dos equipos jugaron con todo. Ambos tuvieron unos tiros a gol que nos pusieron a temblar en las butacas.

Y confieso que sentí algo muy extraño en mi corazón… Pero la verdad al comienzo del segundo tiempo sentía una mezcla de angustia y emoción. Algo así como que si Ghana hubiera anotado habría roto a llorar… Con la mano en el corazón seguía viendo el partido, ya sin palomitas y con poco refresco. Nunca en mi vida, hasta el día de hoy, me había sentido así, la verdad, es el primer mundial que realmente vivo, siento, respiro… El pasado fue cuando iba en la secundaria y la verdad, si bien siempre me ha gustado el balonpié, no me llamaban la atención los partidos.

Pero bueno, regresando al partido de Alemania contra Ghana….

Fue Özil con un disparo supremo en el minuto 81 que marcó el gol que le diera el pase a octavos a los germanos.

Cuando Alemania anotó, admito, sí, aplaudí y grité Gooooool!!!!! con toda la emoción que guardaba en mi pecho. Sospecho todavía que las otras personas le iban a Ghana… no creo pero, en fin, me sentía tan feliz, tan aliviada y orgullosa.

Y también me alegró que Australia le ganará por 2 a Serbia. Más que nada, me alegró que Serbia quedara fuera.

Las paradas de Neuer fueron geniales, el joven portero va muy bien, aunque Lenmann no creyera en él…

Obviamente hubo errores. Özil tuvo una oportunidad clarísima de gol y la falló… Fue una situación parecida a la del “Chicharito” de México frente al portero Francés, en donde estaban solos, de frente y en vez de reventársela en la cara, se lo burló y anotó suave y seguro. No obstante, Özil disparó con un movimiento muy obvio, de modo que el portero detuvo el cañonazo. Pero Mesut se redimió, ya que fue el autor del gol de los 3 puntos, que pone a Alemania como líder del grupo D y ahora enfrentará a Inglaterra en octavos.

Algo que me dio risa fue cuando en una jugada Neuer, portero teutón, iba a disparar el balón pero tuvo que apurarse porque venía a todo galope un ghanés a ganarle la bola… fue algo tan hilarante ya que Neuer estaba en calma y por poco y pierde el balón.

El partido terminó… salí del cine con una gran sonrisa y de inmediato compartí la alegría de la victoria por facebook con los seguidores de la selección alemana. Por cierto, muy interesante y genial la experiencia de ver los partidos en HD o en 3D en el cine 🙂

Este domingo 27 de junio a las 9 de la mañana, hora México, Alemania buscará su pase a cuartos, en un partido donde enfrentará a una gastada y con falta de identidad selección inglesa. Con la amplia probabilidad de que Klose participe.

Sólo me resta decir: Danke Deutschland Für Ein tolles Spiel! Nach vorn Champions!

Deutschland, Deutschland über alles,

Und im Unglück nun erst recht.

Nur im Unglück kann die Liebe Zeigen,

ob sie stark und echt.

Und so soll es weiterklingen…

Von Geschlechte zu Geschlecht;

Deutschland, Deutschland über alles,

Und im Unglück nun erst recht.