Y la inspiración también nace de Paderborn


Cuando ya iba de regreso a mi habitación, que está del otro lado del campus, disfruté tanto el camino que incluso lo hice sin escuchar música. Raro en mi. Bueno, debo confesar que tampoco pude hacer mucho pues mi iPod estaba al fondo de la bolsa y llevaba leche, yoghurt y otras cosas deliciosas que nada más aquí puedo encontrar.

Y es que no son bebidas comunes. Digamos que… tienen un trasfondo sentimental. Como sea, hemos notado que a los Alemanes les gustan mucho las cosas dulces: basta con ver la cantidad de panes (mit Sahne, natürlich), mermeladas, bocadillos y estas deliciosas bebidas lácteas de todos los sabores, formas y tamaños.

La gente de fuera dice muchas cosas de ellos. Yo sólo os puedo decir que no puedes hablar de ellos hasta conocerlos. Es una nación hermosa, de gente eficiente y trabajadora, donde en los bancos las “cajas” son de trato personal, sin gruesos vidrios que los protejan. Aquí, la honestidad nos cuida a todos.

Una de las cosas que más he apreciado aquí es la experiencia de conocer a otras personas, no sólo de Alemania, sino de todo el mundo. Son diferentes por estar donde están, por haber logrado venir aquí y eso me hace sentir también como en una gran familia, una donde la superación está a la orden del día, donde el aprender es el camino que nos hemos trazado. Y también los alemanes que he conocido aquí son fantásticos, por supuesto.

Mi punto es que aún lo estoy procesando… Venir aquí siempre había sido mi sueño y hace rato que caminaba atravesando la Universidad de Paderborn supe que no había terminado de soñar, sino que apenas comenzaba. Un pequeño paso; el primero de muchos.

Curiosamente hoy en el curso de alemán hicimos un ejercicio de Lesenverstehen, cuyo tema eran los sueños. Me encontré leyendo la frase de “Träume nicht dein Leben, lebe deinen Traum!” que tengo grabada también en la parte posterior de mi Ipod…

¿Destino?

Aún no lo sé… Aún debo averiguar muchas cosas. Pero tengo un extraño sentimiento, algo así como si hubiera vuelto, tras largos 19 años de haber partido, a casa de nuevo.

Una persona que estoy llegando a apreciar de verdad me ha dicho que la inspiración sale en el momento adecuado; escribir no es a la fuerza. Suscribo por completo. Ahora dormía pero una incontrolable tos no me ha dejado descansar. No importa, aún así me iba a levantar pues esperaba las 12 de la noche para el cumpleaños auf jemand spezial.

Estar aquí me hace buscar ser mejor, como persona, como profesionista, como ciudadana. Conocer personas tan preparadas me motiva a también hacer lo mío, sacar la casta como diríamos en México. Siempre me pregunté dónde estaban, dónde estaban esas personas que ven más allá de lo banal, con quienes puedes tener una conversación inteligente o platicar de chucherías por igual, pero que siempre te hacen pensar. Bueno, les he encontrado. Y qué mejor, pues en esta torre de babel las ideas fluyen en alemán, español, francés, turco, inglés…

Ahora me dispongo a terminar mi Aufgabe. Ya escribiré más, se los debo a ustedes y me lo debo a mí, sólo que tenga el tiempo. No os preocupéis; así como el guía del tour nos ha mostrado hoy, la inspiración nace para mi como el río Pader lo hace desde el corazón de la ciudad.

Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

2 comentarios

  1. maggie

     /  08/09/2011

    violeta mucho exito en todo lo que te propongas y feliciidades por haber cumplido tu sueño, todo lo mejor aprovechalo!😉

    Responder
  2. Mariano Himmelsbach Langeneker

     /  08/09/2011

    Primero que nada, bienvenida Violeta a mi país. Como ya había dicho por Twitter es mi mayor anhelo que puedas disfrutar cada momento en Alemania. Es un honor personal el saber que alguien quiere tanto a nuestra nación. Se que no somos perfectos. Los alemanes tenemos muchos errores y no siempre hacemos las cosas bien pero tus palabras son un bálsamo para el alma de nuestro pueblo y a los que trabajamos para proyectar nuestra imagen como país en el exterior nos hace sentir que estamos transitando en el buen camino. Sabes, mi mayor deseo es que el día que vuelvas a México te lleves el más lindo recuerdo de los alemanes y de su tierra (¿Acaso hay mejor souvenir?) para que algún día tu “sueño” sea volver y para que comentes entra tus amistades lo hermoso que es visitar este país. Me gustó muchísimo tu post. En unos días nos encontrarás trabajando duramente en la próxima edición de la Oktoberfest de Munich ¡¡¡Es nuestro momento de celebrar en la ciudad del más grande!!!🙂 Sin más para agregar, te mando un enorme saludo!!! Du bist Deutschland!

    Mariano Himmelsbach Langeneker
    Hamburgo, República Federal Alemana

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: