La verdadera tormenta que se avecina


La verdadera tormenta que se avecina


@VicereineOezil

 

El domingo 21 de agosto por la tarde, el gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, declaraba vía Twitter que se suspendía el inicio de clases en una veintena de municipios por la tormenta tropical „Harvey“, casi anunciado como si de huracán se tratase. Poco menos de media hora más tarde, la medida se extendía a todos los municipios de Veracruz, reprogramando el regreso de los estudiantes veracruzanos a las aulas para el martes 23 de agosto.

 

El lunes por la mañana el sol bañó el puerto de Veracruz. Y la sangre, como ya se ha vuelto costumbre, también. Mientras que el día martes, un cielo nublado y ocasionales chubascos recibieron a los niños y adolescentes que iniciaban el curso escolar 2011-2012.

 

¿Era necesaria la suspensión? La pregunta correcta sería ¿qué sucedió?

 

La conclusión a la que una buena parte de la ciudadanía ha llegado es a que se trató de una medida implementada por las supuestas amenazas del crimen organizado de que el día lunes atacarían escuelas.

 

Sin embargo los enfrentamientos armados en la ciudad de Veracruz siguen estando a la orden del día, con un saldo de víctimas de hasta ahora 170 y creciendo, puesto que el martes 23 de agosto se suscitó otro deceso en la zona centro de la ciudad, cerca del Baluarte de Santiago y las instalaciones de la rotativa de Notiver.

 

Los convoys de soldados custodiando blancas camionetas blindadas son ya comunes de ver. Lo decepcionante de la situación que se vive en la ciudad es que los medios masivos locales, ya ni mencionar a los nacionales, hacen como si en Veracruz nada pasara.

 

Mientras que el gobernador niega que la violencia se haya incrementado, afirma por otra parte que los delincuentes ya estaban aquí. ¿Aquí desde Fidel Herrera? El hecho de que aumentasen los operativos, y por ende los enfrentamientos ¿no son sinónimos de violencia entonces?

 

Veracruz va coleccionando lo peor de las situaciones que han marcado la vida del país: inseguridad para las mujeres, como en Juárez; calles vacías por las noches, como en Tampico; granadazos contra la población como en Morelia.

 

Los marinos van llegando a la ciudad. Se habla incluso de que se está estableciendo una base de éstos para combatir a los criminales.

 

De lo que no cabe duda es del temor que se ha enraizado en la población local. Los padres de familia temen por las amenzas de que por cada criminal caído se levantarán estudiantes. SIn embargo la información proporcionada por las instancias oficiales pecan de ingenuas al asegurar que casi siempre mueren los malos, y pocos o ningún civil.

 

La granada que se lanzó aquel domingo en las cercanías de Plaza Acuario dejó cicatrices sin precedentes en la imagen del puerto, pues se celebraba a la vez el Festiver, un fracaso total de una administración que hasta el día de hoy nada ha declarado sobre la situación de riesgo que viven los porteños, la cual a diferencia de la farsa que resultó „Harvey“, se incrementa día a día. Ésta, la verdadera tormenta que se avecina.

 

Pero ya saben, en Veracruz no pasa nada.

 

Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. Jacki

     /  24/08/2011

    Me parece muy cierta la información, y es algo que nunca acabará pero en vez de aumentar deberiadisminuir, y bueno es tan frecuente que al parecer ya es una costumbre estos estados, cada vez mas me duele ver a Mexico en esta situación.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: