De limpiezas y regalos de papá


#DeEsasVeces que limpias tu cuarto y tiras cosas que te regalan… o regalas.

Llega un momento a tus 18 años cuando casi casi ya no vives en tu casa y sólo vas “en vacaciones” que tu hermano desea convertir tu habitación en oficina. Así que nos pusimos a hacer limpieza.
Mi habitación era más una bodega que otra cosa; albergaba objetos de toda la familia y muy pocos míos. Entre tantas cosas raras, encontré un par de “regalos” que yo le había dado a mi papá: uno era un cuadro con un oso que decía “papá oso” que le hice cuando tenía como 8 años. El otro obsequio era una navaja suiza de apenas hace 2 años.
La navaja, por cuestiones que yo entiendo, la dejó mi papá en casa. El cuadro… simplemente siempre estuvo en mi habitación, quizá, como una “imagen” de él. Lo tiramos a la basura, pues ya no había espacio para colocarlo en la pared.
La verdad, no “me duele” porque 1, el cuadro no tenía mucha gracia y 2, conozco a mi papá y siempre pierde, descompone u olvida las cosas que le regalamos. Por eso, este día del padre, mejor le cocino un Cheesecake con harto chocolate, le preparo un rico café y le entrego mis calificaciones.

Mientras limpiábamos le dije a mi hermano: prepárate para cuando nuestros hijos nos regalen cosas, que guardaremos por años y luego ellos mismos los tirarán.

20110618-124019.jpg
Algo así pero no tan de kindergarten xD

También encontré un póster que él me había regalado. Era de Yu-gi-oh! Ambos sabíamos que no le daríamos ningún uso, de esas cosas que sigues teniendo por mero valor sentimental. Él también tenía un montón de objetos… que fue tirando.

En la vida guardamos cosas porque representan un momento o un sentimiento de alguien hacia nosotros, o de uno mismo. Cuando los ciclos van terminando, a veces es bueno hacer limpieza, pues vienen nuevos, con su respectiva “basura emocional”. Claro, existen de esas cosas invaluables que puedes conservar toda la vida.

Como final feliz; globos, cartas y otras cosas de esas que cuando andas con alguien te regalan… a la basura. También encontré manuales, libretas, tareas, una Palm vieja, revistas, bolsas, 1 mouse, 2 bocinas viejas, 1 disco duro, decenas de cd’s de música. Entre las cosas que conservé destacan un estéreo de coche, una enciclopedia virtual de la ciencia, (hermosa, por cierto) de 12 vol. y con requerimientos mínimos de 16 mb de RAM!! #Quetiempos y compatible con Windows 95/98. Me pregunto si correrá en la Mac >.<

20110618-124332.jpg

Conclusión: en el futuro no hay espacio para objetos que sólo acumulan polvo en lo que, alguna vez, fue tu habitación.

@VicereineOezil

Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. jajaja si tu vieras el cesto que tengo en mi cuarto!!! Por cierto, aqui tengo algo que me regalaste hace un par de años, cuando recien te conoci…

    Te enviare la imagen y tu diras si te acuerdas =)

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: