Una guerra ajena

Anuncios

De limpiezas y regalos de papá

#DeEsasVeces que limpias tu cuarto y tiras cosas que te regalan… o regalas.

Llega un momento a tus 18 años cuando casi casi ya no vives en tu casa y sólo vas “en vacaciones” que tu hermano desea convertir tu habitación en oficina. Así que nos pusimos a hacer limpieza.
Mi habitación era más una bodega que otra cosa; albergaba objetos de toda la familia y muy pocos míos. Entre tantas cosas raras, encontré un par de “regalos” que yo le había dado a mi papá: uno era un cuadro con un oso que decía “papá oso” que le hice cuando tenía como 8 años. El otro obsequio era una navaja suiza de apenas hace 2 años.
La navaja, por cuestiones que yo entiendo, la dejó mi papá en casa. El cuadro… simplemente siempre estuvo en mi habitación, quizá, como una “imagen” de él. Lo tiramos a la basura, pues ya no había espacio para colocarlo en la pared.
La verdad, no “me duele” porque 1, el cuadro no tenía mucha gracia y 2, conozco a mi papá y siempre pierde, descompone u olvida las cosas que le regalamos. Por eso, este día del padre, mejor le cocino un Cheesecake con harto chocolate, le preparo un rico café y le entrego mis calificaciones.

Mientras limpiábamos le dije a mi hermano: prepárate para cuando nuestros hijos nos regalen cosas, que guardaremos por años y luego ellos mismos los tirarán.

20110618-124019.jpg
Algo así pero no tan de kindergarten xD

También encontré un póster que él me había regalado. Era de Yu-gi-oh! Ambos sabíamos que no le daríamos ningún uso, de esas cosas que sigues teniendo por mero valor sentimental. Él también tenía un montón de objetos… que fue tirando.

En la vida guardamos cosas porque representan un momento o un sentimiento de alguien hacia nosotros, o de uno mismo. Cuando los ciclos van terminando, a veces es bueno hacer limpieza, pues vienen nuevos, con su respectiva “basura emocional”. Claro, existen de esas cosas invaluables que puedes conservar toda la vida.

Como final feliz; globos, cartas y otras cosas de esas que cuando andas con alguien te regalan… a la basura. También encontré manuales, libretas, tareas, una Palm vieja, revistas, bolsas, 1 mouse, 2 bocinas viejas, 1 disco duro, decenas de cd’s de música. Entre las cosas que conservé destacan un estéreo de coche, una enciclopedia virtual de la ciencia, (hermosa, por cierto) de 12 vol. y con requerimientos mínimos de 16 mb de RAM!! #Quetiempos y compatible con Windows 95/98. Me pregunto si correrá en la Mac >.<

20110618-124332.jpg

Conclusión: en el futuro no hay espacio para objetos que sólo acumulan polvo en lo que, alguna vez, fue tu habitación.

@VicereineOezil

Convocatoria a la comunidad twittera.

A toda la comunidad twittera mexicana:

Éste es un proyecto serio, se trata de una novela. Pero es una novela diferente. La primera novela de ficción-política-mexicana-twittera. Y una de tantas cosas que la hacen diferente es que me gustaría que ustedes participaran como personajes.

¿Cómo? Con sus tweets.

Vamos por partes.

¿Cómo participar?

Pueden usar su username de twitter, el cual aparecerá como su nombre. Sin embargo pueden hacerse una identidad diferente: profesión, edad, gustos… como un juego de rol.

Muy preferentemente deben conocer sobre política y que quieran, deseen o piensen un cambio profundo en nuestro país.

Sus aportaciones no tienen que ser obligatoriamente larga, es decir, sé que puede que no dispongan del tiempo suficiente. Un par de tweets, alguna idea por DM, incluso lo que twitteen diario, lo que sienten cada vez que leen las noticias diarias y lo que harían….

Luego de leer todo este post y si están de acuerdo envíen DM a mi twitter @VicereineOezil o también pueden comentar en esta entrada con su cuenta de twitter.

La convocatoria cerrará a las 00:00 horas del sábado 25 de junio. De los resultados se determinarán quienes participarán y/o si procede la idea.

¿Cómo se integrarán a la historia?

Estará escrito en 3ra persona, de modo que se podrá tratar cada personaje por separado en lo que se van reuniendo ellos.

Conforme vaya escribiendo les iré informando de las situaciones y podrán tomar algunas decisiones como el qué hará su personaje.

Cosas a tomar en cuenta. (Acuerdos)

Si bien ustedes son „el personaje“ como escritora estoy en la disposición de escribir su historia a como sea conveniente en la novela, es decir, por ejemplo: matarlo, casarlo, hacerlo parte de la oposición, que se le caiga el cabello, etc.

La idea es publicar. Se mencionará su username de twitter en la novela así como un agradecimiento, pero nada de co-autorías. Al estar „participando“ tendrán el derecho a ir recibiendo la trama general y cómo se va desarrollando la historia, con el acuerdo de no difundir el „manuscrito“.

Si la participación es escasa o no la veo conveniente para desarrollar la historia, suspenderé la convocatoria.

Si aceptan, estarán de acuerdo con todo lo anterior aquí mencionado. Algo no mencionado se agregará posteriormente a esta entrada, con la debida notificación.

*Panistas, priístas intolerantes y trolles twitteros abstenerse.

¡Y no desesperen! Como pueda escribir varios capítulos al día podría no escribir uno en semanas, sepan que es un proceso largo, información, documentarse… Espero se animen y podamos hacer de esto una twitexperiencia. Por cierto, el título tentativo es #Twitcrush con la libertad.

Ahí les va un brevísimo pedazo:

Cuando estaba a 2 kilómetros de su destino, la adrenalina se disparó por completo en todo su cuerpo. ¿Qué era lo que le había llevado a encaminarse a la fortaleza del gobierno represor, escondida en la parte trasera de una camioneta y con una bomba, pequeña pero potente, escondida entre sus ropas?

El tiempo había pasado velozmente desde los días en que una revolución era un sueño escrito entre hashtags y replies, en mensajes de 140 caracteres.

Sabía que todos los que habían organizado el asalto final habían perdido algo en sus vidas: tiempo, un ser querido, sueños, su trabajo o estudios… pero luchaban por ganar algo que valía más en esos momentos que cualquier otra cosa: la libertad.

La camioneta se detuvo a una distancia prudente. Sabía que la estaban esperando.

Mientras caminaba a su destino, se repitió para sí aquella frase que le había cambiado la vida: Sólo aquellos que están lo suficientemente locos como para creer que pueden cambiar al mundo, son los que lo consigen.