Inmuno


Hay de rachas a rachas. Creo que las más fuertes son las que tienen que ver con la salud ¡y en vacaciones!

En fin y como sea, he pasado por una y eso me ha bastado para alimentarme bien, dormir lo necesario y no estresarme.

A veces sucede que queremos hacer una y mil cosas. En ocasiones tenemos el tiempo, pero no las ganas. Simplemente resulta que no sabes qué hacer o decir, la cama te tienta a dormir toda la mañana y al atardecer el día ya casi se ha acabado. Y luego te la pasas diciendo “mañana lo haré”.

Leí en un “Selecciones” de por ahí que a veces es bueno obligarnos a hacer las cosas que deberíamos; es decir, si tienes un trabajo, tarea, proyecto lo que sea que tenga que hacerse, te pongas una especie de presión para cumplirla. Puede que funcione…

Ahora mismo la cama me tienta y todos tintes intelectualoides se van a mis pestañas.

Así que mejor dejo la máquina y veré qué me invento.

Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: