entre la “Razon” y la “pasion” el gran dilema de un aficionado


No me dejaran mentir al señalar que  todo aficionado sueña y espera que su Equipo gane todas las competiciones que se le presenten, puesto que para cada aficionado el club de sus amores es y será el  mejor, no obstante  la realidad muy pocas veces tiene que ver con lo que se “espera” o lo que se “desea” del equipo que tanto amamos.

Es difícil realizar un análisis frio, sin que la gente te llame “pesimista” de igual forma  es controvertido “hacerse ilusiones” y  “mantener viva la fe” sin que te digan “iluso” en ambos casos el aficionado queda ahí,  sumergido en  el gran dilema, ser  ecuánime ante la “razón” o seguir  a su corazón,aquel que le grita que no pierda las esperanzas.

sé que es difícil separar  la “razón” de la “pasión”  porque ante todo  El Aficionado, ve a las Adversidades como un “obstáculo”, aquella barrera  que  dará más realce a un campeonato ganado.

A un aficionado que más le da lo que piensen de él. El vive, goza,  siente, pero sobre todo apoya con la camiseta bien puesta, el rosario en la  mano y el corazón vibrante  en cada partido, sin importarle la situación de su equipo, las estadísticas,  los comentarios, las criticas, los abucheos, el qué dirán, el aficionado siempre va estar ahí, apasionado, enamorado e ilusionado  hasta el  último suspiro, hasta el momento  en que  el árbitro alce los brazos al cielo pitando  el final de  encuentro y  con ello mueran las esperanzas.

Como aficionada quiero dejar a un lado a la razón,  Porque ante todo  creo, confió, espero  y tengo fe, de que el Rebaño Sagrado va a salir avante de las competiciones en las que se encuentra, muy a pesar de la adversidad y el infortunio en el que se encuentra el equipo de mis amores, se que va a luchar hasta la última instancia por resultar ganadores en ambos torneos.

sin embargo  no puedo dejar de lado el análisis de la situación en la que se encuentra, ya que  parece difícil para un  equipo que ha aportado a 5 de sus mejores hombres a  su Selección, aunado a las lesiones que han sufrido otros elementos  consiga avanzar y ganar en dos competiciones con  un plantel repleto de jóvenes sin experiencia y con la responsabilidad de cumplirle a su afición.

Es así que, tanto en la  libertadores de América y en la liguilla Mexicana, el Equipo del chiverio tendrá que echar mano de su cantera y sus  divisiones, para sacar avante estos compromisos que  para muchos resultan imposibles,

Ahora bien, si bien es cierto que como aficionados tendemos muy poco a  percibir   un camino negativo para nuestro equipo y no porque no lo veamos, sino que nuestro orgullo y nuestra fe hacen que no queramos pensarlo ni mucho menos aceptarlo, por lo consiguiente  el “analizar”  para muchos  aficionados será “como desconfiar” en lo que el equipo no puede lograr,  para muchos otros “Razonar” significa excusarse ante un posible fracaso, poner “peros” a una eliminación o a un mal partido.

En mi humilde opinión  creo que “analizar” no significa ser pesimista, se trata de ser axiomáticos ante la realidad que representa  nuestro equipo y  poner en balance lo que se puede lograr  y lo que no. No obstante  en este momento, no quiero darle cabida a la “razón” porque  muy a pesar de saber  que el camino para el Rebaño puede resultar  titubeante e incierto,  me dejo llevar por el corazón, por la pasión, por esas ganas enormes de verlos triunfar por encima de todo, porque en el fondo de todo el análisis que se pueda realizar, tras esos números fríos  y esos comentarios desmoralizadores, existe esa llama viva de las esperanza, aquella que ansia que esos jóvenes desconocidos para la mayoría, demuestren la grandeza del rebaño y rompan todo el exactísimo que se ha generado alrededor del club más ganador del futbol mexicano.

Sé que no es fácil, pero en el futbol nada es imposible y sé que de igual forma, muchos aficionados Rojiblancos  mantienen vivas  las mismas ilusiones que se sembraron al  comienzo del torneo, Ganar el campeonato y la libertadores, a sabiendas que  a estas alturas, ya no contaríamos con “los Seleccionados” y tendríamos que jugar  dos torneos al mismo tiempo.

Porque, pesar de todo y contra todo,” la fe”  queda aquí, al espera de los resultados positivos, de avanzar en los dos torneos ,con o sin  “razón” , a expensa de lo que puede hacer el equipo en la cancha, porque si bien es cierto que el Aficionado, cree, sueña, apoya… el equipo  con sus actuaciones  “ es quien tiene la última palabra”

vamos Chivas

Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: