Segunda Parte del Decálogo


6.- No hay que ilusionarse con las personas. Siempre me pasa que la primera persona con la que me llevo, solo me llevo unos días. En esta ocasión no hubo excepción. Pero en general, no se puede esperar todo de las personas, pues un día te hablaran mal de alguien y al siguiente (quien sabe cómo) son entrañables amigos. Puac.

7.- Establecer prioridades, pues ya sabrás si compras el CD que tanto te gusta, vas al cine a diario e invitas a toda la facu a la fiesta a cambio de no comer todo el mes o restringirte un poco y analizar qué es verdaderamente necesario. Recuerden, nadie se acostumbra a no comer. Digo quizás a una comida al día, si, pero a no a no comer. Otro tipo de prioridades son entre la escuela y lo que no es la carrera. Pero eso lo abordaré en el punto 9. Yo ahorraré para el nuevo disco de Theatre of Tragedy!!

8.- Sobre los profesores. Hay de todo: alivianados, divertidos, muy ilustres, barcos… Pero la diferencia son los alumnos. Algunos maestros inspiran. En una clase con un muy buen profesor, platicábamos sobre cómo, cuando alguien quiere sobresalir, los demás se ponen en contra. Gustome mucho cuando él dijo que para llegar muy alto hay que hacerlo por uno mismo y que qué bueno que me alejase de la mediocridad.

9.- ¿A que vas? Cuando entras a una carrera, la que fuere, se supone que es porque te gusta. Bueno, en la mayoría de los casos tristemente no es así. Lo peor, son los que dicen saberlo y no dan una. ¡Lo siento! pero no solo basta con que te guste, debe haber talento. Mi carrera es Ciencias de la Comunicación, ahora imaginaos que me encuentro con chicos que entraron porque quieren salir a cuadro en un programa de TV., o chicas que quieren ser conductoras o actrices.

Varios más tienen sus sueños, como todos ¿no?  Pero no basta con esperar a que el universo conspire, hay que trabajar en ello. ¿Cómo seré escritora si no se escribir? Inimaginable.

Hay gente que ya llegó cruda a una semana de entrar, que invita a medio mundo a su casa para tomar, que asiste a todas las fiestas habidas y por haber y toman con un resultado vergonzoso, pues ni tomar saben (o pura cerveza wak). Y los que más me intrigan son aquellos que parecen interesarles las cosas al principio y luego por el peso de caerle bien al grupito o llevarse con ellos aunque sus conversaciones sean de los mas banales y tontas, se vuelven amigos casi inseparables de quienes criticaban. Bu a la hipocresía.

10.- Entre la espada y la pared. Para finalizar mi pequeño decálogo, deseo confesarles que me encuentro entre la espada y la pared. He sido una persona algo separada de los demás, no encuentro problema al ir a comer sola, andar por ahí sólo con un poco de música, leer por horas, etc. Pero al entrar a un nuevo ambiente traté de acercarme un poco a los otros. Realmente no se, si es porque ya soy así, o porque los demás simplemente no me son nada (con sus muy honrosas excepciones), o las dos cosas. Hice el intento de jalar parejo pero me sentía fuera de contexto; creo que mi fuerte no es el ser hipócrita. Puedo ser irónica y sarcástica, despiadada sobre todo. Pero no puedo decirle “amigo” a cualquiera; al menos, esa es la ventaja: las contadas personas con las que me llevo, son mis amigos y no pierdo el tiempo con personas que no valen la pena, con gente que nada mas veré este semestre, chicos payasos, extremadamente imbéciles y cobardes.

Como un ejemplo, está una tipa con la que soy muy directa pero lo que me responde siempre lo dice en voz baja, para sí misma. Lo hilarante es que siempre si pregunta algo, se excusa diciendo que es una idiota, o un “quizá porque soy muy tonta…” o “no soy estúpida, que lo parezca, no es que lo sea” (LOL) o “no dejare que metan virus a mi memoria, mejor metan las memorias a mi lap” Humm….. Agrgando algo de hoy; según fuentes…. está celosa dizque porque yo participo más que ella. WoW!! Chicos de la FACICO, hay que ayudarla. Bueno pondré mi granito de arena: trataré, aunque dudo que pueda hacerlo, de brillar menos.

Después de un análisis destructivo de los hechos entendí por qué me había alejado en un principio del humano promedio. También confirmé que soy mi propio alter ego.

He aquí un poemucho que escribí inspirada en el proceso.

Humano

Intenté cambiar. Cambiar para ser “mejor”

Abrir mi mente, pensamiento y corazón.

Lo que es de las sombras, a ella regresará.

Hipocresía, que odio me da;

Si algo sentís, nunca lo dirán.

Mi alma perversa, en picada, cayendo

Perdió su hermosura: banal se ha vuelto.

Quiero recuperar

La oscuridad

Que me deja vivir.

Quiero recuperar

La oscuridad

Para ya no morir.

Si, va volviendo en sí,

Resurgiendo en sí:

Como el fénix de las cenizas.

No, nunca dejaré

Que la humanidad

Me vuelva a absorber.

Rodeada de muchos

Puedo sonreír porque hoy estoy

Sola en mí reino,

Fuera los intrusos.

Ya no he de sufrir si en el camino

No hay nadie a mi lado

Porque soy así, porque hoy ya no

Soy humano.

Vicereine Stfeir Ascensi

Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. Mira, algo que me gusta de los vampiros(en especial el post de los mandamientos del live space)es el arraigamiento del instinto natural de matar.La razon es un arma de doble filo(ya se que postear pronto), que ayuda y destruye a la humanidad, aunque la misma razon es lo que nos hace humanos….

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: