Creer

Creer es, quizá, el sentimiento más fuerte que existe después del amor. De ahí viene la fe y todos sabemos cuántas cosas han ocurrido en el mundo en nombre de ésta. No es lo mismo que confiar. Son primos, sí, como el amor y el querer. La intensidad es lo que hace la diferencia.

No es fácil creer. Muchas veces ni siquiera podemos ver las cosas o palparlas y es ahí cuando realmente las sentimos difíciles. La inocencia de los niños permite creer aún en esas situaciones. Pero crecemos, nos hacemos conscientes de la condición humana y sus alcances, entonces tememos y no podemos creer. Creer en un mundo mejor, creer que la persona que está a lado de nosotros no nos hará daño, creer en el amor.

Aquí, mi paréntesis personal. Entiendo que una relación no va a ser siempre miel sobre hojuelas. Y cuando de por medio está el océano atlántico, bueno, qué puedo decir. Pero creo en esto. Y en él. Más que a nadie en el pasado y que en cualquier otra situación del presente.

No será fácil. Lo sabemos, debemos ser realistas. Pero mientras los dos creamos en esto, todo puede suceder. Alguna vez Steve Jobs creyó en sus sueños y logró cambiar el mundo como lo conocemos con sus grandes creaciones, haciendo de Apple más que una empresa, un estilo de vida.

Existen miedos, algunos infundados por las situaciones que he vivido y otro más, por la incertidumbre del destino. Ahora mismo debo buscar un trabajo, terminar mi semestre, seguir con la novela, buscar una editorial, aprender más alemán, certificarme en B1, mejorar el inglés, ver lo del servicio social, checar cuántas materias tomaré el siguiente semestre y que sean en un horario que me permitan hacer todo lo anterior en la lista, al mismo tiempo. Quizá también juegue al fut.

Ahora mismo disfruto uno de mis últimos domingos tranquilos. Viene una semana muy intensa. Y si no es así, un semestre que apenas me dejará tiempo para dormir y comer. Es parte de crecer. Si quieres algo, debes luchar por ello. Yo quiero luchar por esto porque si bien, he creído en cosas y personas muchas veces antes, esta noche y las que vienen, creo en el amor.

Habiendo dicho esto, sólo me queda agregar que creo firmemente en que regresaré.

Pader-Wolf

Der Pader-Wolf

Es ist kalt außen und drinnen aber meistens, ich habe die Bestie außen. Ich soll mit meinen eigenen Bestien ins Zimmer kämpfen.

Ezequiel und Freyna sind nicht mehr hier… jetzt gibt es nur „wirkliche Leute“. Manchmal vermisse ich sie, andere mal mehr, ich bin froh an am Fenster nicht zu sehen, dass sie meine Dingen ergreifen.

Ein Jeder lebt für sich. Vielleicht niemand kann jetzt verstehen. Man soll suchen und warten wissen. Wie eine Zeitunganzeige. Endlich jemand wird kommen. Ohnehin das Fatum ist sehr lustig. Aber jetzt weiß ich, dass ich unbemerkt bleibe nicht. Nur solle ich die Augen zu halten, das beste Grinsen, und der innen “Hallo”.

Etwas schlägt mein Fenster: die Bestie, die brüllt. Ihr Schrei schlägt das Glas auf. Ich will Vogel, Löwe oder Falter nicht sein. Ich will die Transformation des anderer nicht. Diese ist meine.

Ich öffne das Fenster, der Wolf kommt, dreht meine Haare, friert mich mit seinem Atem ein, aber er ist fötid nicht, sondern frisch wie die Minze. Ja! Das Wind riecht zu Minze. Das Rot, dass er im Rücken trägt es ist nicht Blut, es ist die Vision der Decken der Häuser. Er kommt mit mir, neben mich, beugt den Kopf und lasst sich anfassen.

Ich sehe wie er entfernt sich, aber die Wirklichkeit ist, dass er nie geht sich. Da war, ist und wird sein, irgendwo wo ich atme. Und mal, er wird aufbrüllen, damit ich ihn hineingehen lasse.

El Pader-Wolf

Hace frío afuera y adentro, pero al menos, tengo a la bestia afuera. Hay que lidiar con las propias en la habitación.

Ezequiel y Frenya no se han aparecido más por aquí… ahora sólo hay gente “real”. A veces les hecho de menos, otra más, me alegro de ya no cacharlos tomando mis cosas a través del reflejo de la ventana.

Uno vive para sí. Quizá ahora nadie pueda entender. Hay que saber buscar y esperar; es como un anuncio de periódico. Al final, alguien tendrá que llegar. De todas formas el destino es muy gracioso. Al menos, ahora, sé que no pasa uno desapercibido. Simplemente hay que saber sostener la mirada, la mejor de las sonrisas, el “Hallo” interior.

Algo golpea mi ventana: es la bestia que ruge. Su aullido se choca contra el cristal. No quiero ser ave, ni león, ni mariposa. No quiero vivir la transformación de otro. Ésta es la mía.

Abro la ventana, el lobo entra, revuelve mis cabellos, me congela con su aliento pero no es fétido, sino fresco como la menta. !Sí¡ El aire huele a menta… Lo rojo que lleva en su lomo no es sangre, son las visiones de los techos de las casas. Se echa a mi lado, agacha la cabeza y se deje acariciar.

Veo cómo se aleja pero realmente nunca se va. Ahí estuvo, está y estará donde sea que respire, y de tanto en tanto, aullará para que le deje entrar.

Una sustancia llamada amor…

Oscuros son los sueños
y oscuras las miradas
penumbra es el pasado
evocado en los recuerdos
que se sumen tras intentos
fallidos de no hacer nada
¿Y qué es la nada, sin el algo?
Es sólo una emboscada.

Ven, acércate cauteloso
toca el pecho que arde
late, se arrebata y grita
¿Qué grita con tal necedad?
Que mecánico no es
y no se puede resetear.

Quien fuese nube
está disperso
quien fuese aire
está viciado;
quien fuese vida
está hoy muerto
quien fuese orgullo,
lo sigue siendo.

Sea pues mi triste sueño
alcanzado y marchito
por el maldito orgullo.
Estáte entonces
en tu reino quieto,
desierto, desolado
y también abandonado.
Pues ha sido el verdugo
tal egocentrismo
que acompaña, abandona
que ama y que odia.

No somos nada más
que ganas de ganar
intentos de demostrar
que el recuerdo efímero es
e ilusiones cosas que van
disolviéndose como la lluvia
que rebota en la ventana.

Oscura es la noche
oscura la vida
oscuro el momento
en que tu luz viva,
y hermoso el instante
en que vuestro corazón diga
“me rindo ante la falsedad,
el amor es una mentira”.
Al fin y al cabo sabemos
que lo sentimientos son sólo
reacciones químicas del cuerpo,
un estado de ánimo más,
sólo por el momento.

.

.

Vicereine Stfeir Ascensi

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.136 seguidores